NUESTRA SEÑORA DE LOS ÁNGELES

Fiesta: 2 agosto



Patrona de Costa Rica
Cuenta la historia y la tradición, que en la mañana del 2 de agosto de 1635, una jovencita llamada Juana Pereira, vecina del barrio Los Pardos o La Gotera, localidad de la provincia de Cartago, en el país de Costa Rica, andaba buscando leña para cocinar los alimentos, cuando encontró sobre una piedra donde nacía un manantial de agua cristalina, una “muñequita” de piedra con un niño en sus brazos, que se llevó para su humilde hogar.
Al día siguiente la imagen había desaparecido de su casa, y al buscarla la encontró nuevamente junto al manantial. Volvió a llevarse la imagen y el episodio volvió a repetirse cada vez que se llevaban la imagen de aquel lugar.
El sacerdote del lugar, al enterarse de lo que sucedía, comprendió que ese acontecimiento era algo sobrenatural y que en esa imagen, estaba representada la Virgen María y que Ella deseaba estar en ese lugar, por lo que se propusieron construir una ermita. La devoción fue creciendo, y luego se construyó allí la basílica.
La imagen mide alrededor de 20 centímetros, es de una combinación de diferentes materiales como roca volcánica, grafito y jade. Su color es negro. La Virgen que se presenta actualmente a la veneración de sus fieles está en un hermoso ostensorio de nobles metales y piedras preciosas, en forma de resplandor que la rodea totalmente, aumentando visualmente su tamaño.
El nombre se le dio porque el 2 de agosto, día del hallazgo, la orden franciscana venera a su patrona Santa María de los Ángeles. El 24 de septiembre de 1824, por decreto de las máximas autoridades políticas del país, se declaró a la Virgen de los Ángeles, patrona oficial de Costa Rica.