LAS 5 COSAS NECESARIAS PARA UNA BUENA CONFESIÓN




SACRAMENTO DE RECONCILIACIÓN

¿Qué cosas son necesarias para hacer una buena Confesión?
Para hacer una buena Confesión son necesarias cinco cosas:

1.       Examen de conciencia
2.       Dolor de los pecados
3.       Propósito de enmienda
4.       Confesar al sacerdote todos los pecados
5.       Cumplir la penitencia impuesta por el confesor


Tomado de: El Catecismo de los Jóvenes. Carlos Miguel Buela, V. E. Ediciones del Verbo Encarnado. 8º edición – 1999 - Argentina

Sin Título 145












Fe de erratas: Donde dice 1000 veces en un segundo debe decir 300 veces en un segundo.

EVANGELIO - DOMINGO 29 DEL TIEMPO ORDINARIO - CICLO B


   


















DOMINGO 29 DEL TIEMPO ORDINARIO - CICLO B

Mc 10, 35-45
En aquel tiempo, Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, se acercaron a Jesús y le dijeron: -Maestro, queremos que nos hagas el favor que vamos a pedirte.
Él les pregunto: -¿Qué quieren que haga por ustedes? Le dijeron: -Concédenos que en tu reino glorioso nos sentemos uno a tu derecha y otro a tu izquierda.
Jesús les contestó: -Ustedes no saben lo que piden. ¿Pueden beber ese trago amargo que voy a beber yo, y recibir el bautismo que yo voy a recibir? Ellos contestaron: -Podemos.
Jesús le dijo: -Ustedes beberán este trago amargo, y recibirán el bautismo que yo voy a recibir; pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me corresponde a mí darlo, sino que les será dado a aquellos para quienes está preparado.
Cuando los otros diez discípulos oyeron esto, se enojaron con Santiago y Juan. Pero Jesús los llamó, y les dijo: -Como ustedes saben, entre los paganos hay jefes que se creen con derecho a gobernar con tiranía a sus súbditos, y los grandes hacen sentir su autoridad sobre ellos. Pero entre ustedes no debe ser así. Al contrario, el que quiera ser grande entre ustedes, deberá ser el esclavo de los demás. Porque ni aun el Hijo del hombre vino para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud.

El texto fue tomado de "La Biblia. Palabra de Dios", ediciones Paulinas.

Sin Título 144


SAN LUCAS EVANGELISTA

Fiesta: 18 de octubre


 
















Breves notas en las cartas de San Pablo son las únicas noticias que la Sagrada Escritura nos presenta sobre san Lucas, el autor del tercer Evangelio y de los Hechos de los Apóstoles. Fue compañero y discípulo de los apóstoles, especialmente de san Pablo, a quién acompañó en sus viajes apostólicos.
Lucas nació en Antioquía de Siria, en una familia pagana. Se sabe que era médico de profesión, por lo que se lee en el capítulo 4, versículo 14 de la carta a los Colosenses: “Lucas, el médico amado, los saluda.” Su formación cultural se nota también por el estilo de sus libros; su Evangelio está escrito en un griego sencillo, limpio y bello, rico en términos que los otros tres evangelistas no tienen.
Además se dice que también cultivaba la literatura y la pintura, y que conoció a la Virgen María, ya que su evangelio es el que detalla episodios de la vida de la Virgen.
Se cree que murió a la edad de 84 años en Beocia.

SANTA TERESA DE JESÚS DE ÁVILA

Fiesta: 15 de octubre                                                                                              




















Teresa de Cepeda y Ahumada nació en Ávila en 1515. Ingresó en el Carmelo de la Encarnación en 1554. Leyendo las Confesiones de san Agustín, se dio cuenta de que había perdido el tiempo en cosas vanas, entre crisis espirituales y misteriosas enfermedades. Entonces, una visión de Jesús sufriente la marcó profundamente. No sólo decidió cambiar su vida, sino que inició un período espiritual de visiones e iluminaciones. Esos fenómenos la turbaron profundamente en un principio, hasta que un providencial encuentro con san Francisco de Borja y con san Pedro de Alcántara le confirmó el origen divino de los fenómenos. Desde entonces Teresa cambió totalmente. Comenzó a concebir la idea de una reforma en el Carmelo capaz de recuperar la primitiva regla de la Orden.  Así, guiada por Dios y con la ayuda de san Juan de la Cruz (quien a su vez reformó la rama masculina de su Orden). Fundó el monasterio carmelita de San José, fuera de las murallas de Ávila, primer convento del Carmelo reformado por ella. La fama de ese nuevo convento hizo que en 1562 acogiera a sus primeras novicias, y con el tiempo fue rápidamente suscitando admiración y rechazo. Comenzó entonces un período de gran fecundidad apostólica para la santa, que la llevó a fundar numerosos monasterios. A partir de 1571, las visiones se intensificaron y Teresa vivió hasta los últimos años en un coloquio ininterrumpido con el Salvador. Fue una gran mística, y plasmó en sus escritos sus experiencias, escribió “El camino de la perfección”, “Pensamientos sobre el amor de Dios”, “El castillo interior”, y además, la historia de su vida. Murió en Alba de Tormes en la noche del 14 de octubre de 1582, y en 1622 fue proclamada santa. El 27 de septiembre de 1970 Pablo VI la proclamó doctora de la Iglesia.









JESÚS MAESTRO

Fiesta: último domingo de octubre

                                        







                   








Jesús Maestro, santifica mi mente y aumenta mi fe.
Jesús docente en la Iglesia, atrae a todos a tu escuela.
Jesús Maestro, líbrame del error, de los vanos pensamientos y de las tinieblas eternas.
Jesús, Camino entre el Padre y nosotros, todo lo ofrezco y todo lo espero de ti.
Jesús, Camino de santidad, hazme tu fiel imitador.
Jesús, Camino, hazme perfecto como el Padre que esta en los cielos.
Jesús Vida, vive en mí, para que yo viva en ti.
Jesús Vida, no permitas que yo me separe de ti.
Jesús Vida, haz que yo viva eternamente el gozo de tu amor.
Jesús Verdad, que yo sea luz del mundo.
Jesús Camino, que yo sea ejemplo y modelo para la humanidad.
Jesús Vida, que mi presencia lleve a todas partes gracias y consuelo.

Beato Santiago Alberione

Sin Título 135