AVE MARÍA

La oración del AVE MARÍA



 
Ave María:
Dios te salve, María, llena eres de gracia;
el Señor es contigo.
Bendita Tú eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

«Recuerden que el Ave María es la más her­mosa de todas las ora­ciones, des­pués del Padrenuestro. El Ave María es el más per­fecto sa­ludo que pueden di­rigir a María. Es, en efecto, el sa­ludo que el Altísimo le envió por medio de un ar­cángel para con­quistar su co­razón y fue tan po­de­roso sobre el co­razón de María que, no obs­tante su pro­funda hu­mildad, ella dio su con­sen­ti­miento a la Encarnación del Verbo. Con este sa­ludo de­bi­da­mente re­ci­tado tam­bién ustedes con­quis­ta­rán in­fa­li­ble­mente su corazón.»

San Luis María Grignon de Montfort