visita 106, Los muchachos

Josu se va a Nepal, y sus amigos Carlos y Álvaro quieren conservar un recuerdo durante su periplo por oriente. No tienen fotos en las que salgan los tres juntos pero ¿quién quiere fotos, pudiendo tener dibujos?. Empezamos rápidamente a dibujar, porque Josu tiene mucha gente de la que despedirse, y no podrá quedarse a la sesión completa.

Así que, como en una novela de Agatha Christie, van quedando cada vez menos modelos ante nuestros cuadernos. Y según vamos conociéndolos, y aislándolos con nuestros lápices, nos va gustando más y más esa amistad con vocación de duradera que no tiene miedo a no quedar congelada en ninguna foto, ni a separarse geográficamente (ay, ese fantasear con irse a otra ciudad de Europa). 


Donde y cuando vuelvan a reunirse, ¡qué bueno sería volver a dibujarles!