visita 160, Isabel regala a Rafael




Esta es una historia de encuentros y desencuentros, porque Isabel nos encontró hace ya unos cuatro años, pero entre unas cosas y otras, no pudo entregarle a Rafa su regalo hasta ahora. 

Entre unas cosas y otras, Rafa, esta vez el hijo, ha cumplido cinco años, y como suele pasar en estos casos, conquista la atención de los dibujantes con esa frecura que no puede finjirse, ni ocultarse a los cinco. A los cinco dibujantes que estamos de acuerdo en que queremos dibujarle solo, y que, entre las permutaciones de los tres elementos combinados, es el que más interés nos despierta sin combinarse con nadie.

Personalidades singulares, que no tienen miedo de salirse del camino trazado para dibujar el suyo. Un sol dibujado en el paspartu con la pericia de Basquiat nos dice mucho del joven Rafa, pero la radio a válvulas reajustada nos dice mucho del padre. Y ¿qué decir de Isabel? el humor con el que reinventa el regalo cuatro años después, dejando que por una noche tracemos el camino de los tres para siempre, es un regalo que ella nos ha hecho a todos.
























Visita en Dibujos: