Visita 164, Familia

Esta vez, por fin, llegamos pronto. Tan pronto que no han llegado todos nuestros modelos. En realidad llegamos dos semanas pronto, porque es lo que aún tardaban en abrir la boca de metro más cercana. 

Pero vale la pena: nos gustan las familias numerosas (oficialmente, cinco o más) en las que el bullicio no son los decibelios, sino una multitud de sinergías, de guiños, de caricias que convierten a cinco personas en una familia viva. Después, en la parada de autobús, comentaremos la belleza de carlota, Alejandra, Fernando de una serenidad impropia de su edad. Pero mientras les dibujamos a los cinco juntos, en el imponente sofá capaz de acogerlos a todos, lo que de verdad nos inspira es la alegría confiada y jovial de un conjunto de personas destinados a ser uno sin dejar de ser cinco. Con lo difícil que es eso.

Ana y Diego los padres

Para ver álbum picasa Aquí